Del think tank a la negativa de la oposición

El pasado martes, José Sócrates, primer ministro socialista de Portugal, algo así como el homólogo de José Luis  en el país luso, dimitía ante la negativa de la oposición a un nuevo plan de reajuste económico de los cuartos presupuestos presentados al Congreso portugués.

Unos ajustes que, si bien se contradicen con la política diseñada hasta entonces, vienen desde arriba, desde Francia y Alemania, cabezas visibles de Europa y principales culpables en la reestructuración tras la crisis económica. Si bien anteriormente Grecia o Irlanda no tuvieron más remedio que pedir ese cuantioso préstamo a Europa, esta vez Portugal se niega a la inyección de liquidez de sus amigos del norte.

El problema radica en que Portugal en sí no es solvente y necesita de tal impulso para recuperar el aire, además de una reforma del gasto de dinero público y, lo que es más importante, varios cambios en cuanto a los impuestos y evasión fiscal se refiere.

El hecho de que el gobierno realizara anteriormente tres ajustes que no han servido para llegar a ese 3% del déficit anual que requería Bruselas es síntoma de que su gobierno, al igual que el de Zapatero, en su día no hizo sus movimientos convenientemente y llegó al poder con el ansia de poner en práctica aquello que había escrito en el programa con que ganó las elecciones.

Pero claro, ahora la situación es peor si cabe que la que había hace una semana. Ahora ni siquiera hay gobierno. Habrá una reelección del ejecutivo o un gobierno de coalición que se verá obligado a aprobar todos esos recortes que impone Europa. Por eso no se explica que si los recortes los impone la derecha los rechace la derecha. Y si el error es del pueblo, que optó por la continuidad de los socialistas en un momento complicadísimo en cuanto a economía global se refiere, que el mismo se lo trague.

Y España, por su parte, tiene una gran inversión en su país vecino. Desde las eléctricas y energéticas a la construcción o textil, todas miraron al extranjero empezando con su país vecino. Pero según las opiniones de los expertos, éstas replegaron posiciones y reforzaron su presencia en otros países donde la inversión es más viable cuando tuvo lugar hace un año aquel estudio donde decía que ni España, ni Portugal, ni Grecia ni Irlanda podrían valerse por sí mismas. De momento han caído dos. Posiblemente los catastrofistas tuvieran razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: